Blogia
Medicina Interna

La oración y el método científico

Una nueva pregunta para contestar en nuestro weblog de medicina basada en la evidence: Las rogativas y el método científico.
No tengo nada contra la oración personal y lo que ésta puede aportar al mundo espiritual de cada uno. Pero aunque ya se nos avisó que el Reino de Jesucristo no es de este mundo, algunos están empeñados en demostrar que la oración, sobre todo la oración realizada por otros, las rogativas, son mejores que el placebo para el tratamiento de determinadas enfermedades. Es curioso, hasta donde sé, que estos estudios están realizados en hospitales que están estrechamente ligados o dependen de congregaciones religiosas cristianas y se han hecho fundamentalmente, si no únicamente, en cardiopatía isquémica...¿será porque el corazón es más importante que el cerebro para la espiritualidad?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Francisco Medrano -

Comentario de Hipócrates sobre uno de los artículos a discutir sobre las rogativas.

Artículo de Harris, Arch Intern Med 1999.
Estudio para determinar si las rogativas tenían influencia en las complicaciones y duración de la estancia en 990 pacientes ingresados en una Unidad Coronaria, aleatorizado y doble ciego, realizado en un hospital asociado privado.
Intervención: A un equipo de \"intercesores\" le daban el nombre del paciente y rezaban por él durante 4 semanas. Los pacientes no sabían que estaban rezando por ellos y los que rezaban no conocían a los pacientes. La aleatorización se llevó a cabo por la secretaria del capellán y era ella la única que la concocía. El equipo de intercesores estaba formado por un líder y otras cuatro personas y se formó por contactos de los investigadores en la comunidad local, sin que fuera preciso que pertenecieran a ninguna confesión en particular, aunque el 27% eran cristianos episcopales y el resto otros grupos protestantes y católicos. Rezaban para la \"rápida recuperación sin complicaciones\". No solicitaron el consentimiento de los pacientes, dicen que para no destruir el doble ciego.
Midieron la evolución desde el ingreso hasta el alta con un sistema de puntuación de todos los problemas que tuvieron los pacientes después de 24 horas de su ingreso en UCI.
Resultados: Mejor puntuación en la evolución (11% de reducción de la puntuación), sin diferencias en la duración de la estancia ni en ninguno de los aspectos concretos de la puntuación ni en la mortalidad.
Conclusión de los autores: Las rogativas se asociaron a una mejor evolución y eso les sugería que podía ser una medida efectiva para añadir a los cuidados médicos estándar.

Crítica: Existen en este estudio dos grandes problemas que lo invalidan.

1. Falta de concreción de la intervención (rogativa). No es posible medir o definir claramente la misma. ¿Cuál fue la intensidad de las rogativas?, ¿para quién estaban rezando si solo disponían del nombre y no de los apellidos?, ¿si se hubiera rezado por algo distinto a una rápida recuperación hubiera habido resultados diferentes?, ¿influía la religión del paciente en el efecto?, ¿rezaron los pacientes por su cuenta o tenían otras personas rezando por ellos que no controlaban los investigadores?... Muchas dudas e inconcreciones a las que se suman otras cuestiones que se escapan desde el punto de vista de las ideas, de las creencias, de la Teología. Por ejemplo, si ese grupo de intercesores hubiera rezado pidiendo efectos sobre la mortalidad y no sobre las complicaciones, ¿el Señor nos hubiera escuchado?. O si las rogativas hubieran sido en conjunto para todos los pacientes o para todos los pacientes de todos los hospitales o para los de todo el mundo, ¿también hubieran sido eficaces?


2. El método de medida de las complicaciones no está validado y no se reprodujeron los resultados al utilizar el método de medida que había utilizado otro autor en otro estudio anterior (Byrd). Esto plantea la duda de que cualquiera de los métodos sirva para lo que lo están empleando.

Las diferencias entre ambos grupos son mínimas y poco trascendentes desde el punto de vista clínico, ya que la mortalidad y la duración de la estancia son similares. Parece que el poder de la oración para la salud de otros no es muy fuerte.

Como conclusión, podríamos decir que la eficacia de la oración por otros, si es que existe, es mínima y, por las dificultades metodológicas, en este estudio no se ha demostrado,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres