Blogia
Medicina Interna

Unidades de pluripatología de medicina interna y geriatras al borde de un ataque de nervios

En la portada de la página web de la Sociedad Española de Geriatría me encuentro con una carta de protesta de geriatras y residentes de dicha especialidad dirigida a la Ministra de Sanidad y Consumo y a los Consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas españolas, por la puesta en marcha de unidades de pluripatología en los servicios de medicina interna de algunos hospitales públicos.

Desde mi punto de vista, algunos comentarios allí plasmados son inaceptables. Allí se habla de "una clara intromisión en el campo específico de la geriatría...", "falsa alternativa a una asistencia geriátrica contrastada..." e "intento de suplantación...", entre otras lindezas dirigidas a la labor que algunos compañeros nuestros están desarrollando. Habría mucho que hablar y contestar, pero ahora sólo haré dos reflexiones:

1. Como comentan los autores del escrito, hay espacio para todos. Efectivamente, y, por tanto, para nosotros también, ya que la especialidad de medicina interna tiene un campo de actuación amplio donde el paciente anciano y pluripatológico, con problemas médicos relacionados con la medicina interna, ocupa un lugar preponderante por su frecuencia y por la dificultad en su asistencia. Y nosotros nos hemos estado preparando para ello y lo venimos haciendo desde hace muchos años en todos los hospitales públicos españoles.

2. No hay que olvidar que el campo de actuación de la geriatría está relacionado con la edad pero unido siempre a la dependencia. La geriatría no debe pretender la apropiación de la atención de aquellos pacientes con problemas relacionados con la medicina interna que ingresan en los hospitales de agudos y que desde siempre han sido atendidos por los especialistas en medicina interna o sus especialidades.

Los internistas no deberíamos permitir la falta de respeto profesional hacia nuestra especialidad que supone este desafortunado escrito.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

INTERNISTA -

Olga Gutierrez, soy doctor en Ciencias Médicas y Especialista en Medicina Interna. Al leer tus comentarios, me doy cuenta de forma inmediata, de tu pobre capacidad intelectual y de los complejos que presentas. Aunque lo haces de forma sutil, estás descalificando el papel de los médicos internistas en la atención de pacientes ancianos. Si quieres una respuesta equivalente a la tuya, aquí la tienes: en mi rotación en geriatría me di cuenta que estos médicos no tienen preparación sólida en medicina interna geriátrica -jamas comparados con los especialistas en medicina interna-, sino que, solo se dedican a estudiar sus "doce síndromes geriátricos", tienen conocimientos muy limitados de psicología -jamas comparados con un psicólogo-, de fisiología -jamas comparados con un fisiólogo-, nutrición -jamas comparados con el nutriólogo-, etc; sería una lista muy larga. El papel del geriátra es bueno en unidades de atención primaria de pacientes ancianos en conjunto con un enfermero general y en los casos necesarios, derivar a interconsulta a sus pacientes a la atención con el especialista en medicina interna.
Saludos.

Olga Gutierrez -

Estimados compañeros. Soy medico adjunto de geriatría desde hace sólo unos pocos años. Aún me recuerdo de mis rotaciones con residente de geriatría y mi rotación por el servicio de medicina interna. Si que os puedo asegurar que hay una gran difernecia en el manejo del paciente anciano tanto por un especialista en geriatría con respecto al internista. Si que se requiere de una especialización, estudio exahustivo y experiencia en el manejo de este perfil de paciente, al igual que en la pediatría. No queriendo decir con esto, que los internistas no puedan aprender y ser geriatras, que obviamente todos podemos!!!!!! pero no todas las personas valemos para atender a los ancianos, al igual que no todos valemos para atender niños, se requiere de vocación, empatia, a parte de una formación particular de sus enfermedades y otras atenciones generales que precisa en ancianos, igual de importantes que la parte médica, como su situación emocional, cognitiva, social y funcional, para su reinserción en la comunidad!!!!!!

Una vez más, reafirmo, que todos podemos ser geriatras, pero hay que aprender y especializarse. Los internistas, no solo por el mero hecho de ser internistas, valen para la geriatría o pediatría u otras especialidades...

Raimundo -

Parece increible como interes corporativistas intentan \"trocear\" al en partes cada vez más pequeñas y más estancas, donde nadie se inmiscuya, basandose en no se qué capacidades divinas que solo ellos son capaces de manejar. Esto es aún más alarmante cuando se trata de una especialidad como la geriatria que realmente no se que justificación tiene en nuestros hospitales de agudos. Cuando la medicina debe tender a la globalidad del paciente y la creación de profesionales cada vez más versátiles, realmente no se entiende esta protesta.

Anónimo -

El ministerio en su tiempo se dió cuenta del error y por ello el número de plazas acreditadas en geriatría es testimonial año tras año. OBVIAMENTE TIENEN SU PAPEL EN EL SEGUIMIENTO DE LOS ENFERMOS EN GERIATRICOS Y TRAS EL ALTA, Nadie discute esto ni siquiera desde el ministerio

Francisco Medrano -

Finalmente esta carta no se encontraba en la portada, sino en la sección de SEGG al día, y dentro de esta en notas de prensa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres